Mientras el delgado filo de maldad continúe haciéndole compañía a la dama de las sombras, la justicia no existirá, la felicidad se verá opacada por la tristeza y el odio dominará hasta el más recóndito espacio en sus almas. El más valiente se convertirá en un cobarde bajo las penumbras, el más listo será engañado por la astucia de la oscuridad y el más fuerte caerá rendido ante la fuerza implacable de la noche.

Úrsula  Moore

____________________________________________________________________

Capitulo 8: Planes malvados

____________________________________________________________________

El rey ha muerto, mis planes cada vez se complementan a la perfección, ahora gracias a la desaparición de la “culpable”, esto es aún más perfecto, hoy por fin asumiré el mando como reina de Unova, lo peor aún está por venir.

– Úrsula, los mosqueteros están a tus ordenes. ¿Qué será lo primero que harás como reina de Unova? -. Dijo Sirnight mientras jugueteaba con esas hermosas joyas que he pedido para lucir en mi coronación que será en los siguientes días.

– Uhmm… lo primero es que nadie impida mi coronación como reina, lo segundo… tú sabes lo segundo, es que irás conmigo a Ciudad Castelia en un viaje de placeres hoy, tienes buen gusto, además ¿con quién más podría ir?, sería repudiable si la reina Úrsula Moore, saliera a Castelia con un “mosqueterucho” -. Agregué sarcásticamente, no fue difícil convencer a Virgil Mercier de que me entregara esa carta que había hecho la maldita de Melissa, tuvieron que pasar días antes de que la leyera, se la arrebate y borré sus memorias en las que la carta “existía”, todo el mundo creía culpable a Melissa del asesinato del rey, todos pedían a gritos una guerra. Todo estaba en el punto donde yo quería que estuviera esta situación.

– Oh por Arceus Úrsula, tu sabes que viajar con una mujer tan bella y con clase es para mí el más delicioso de los placeres -. Se acercaba Sirnight lentamente tomó mi delicada mano para darle un beso.

– Basta de tonterías, no seas tan adulador sabes muy bien lo que te conviene Sirnight, sabes de qué lado quieres estar, así que ¿por qué no te guardas tu galantería para las mujerzuelas con las que seguramente estas acostumbrado a toparte? -. Comenzó a reírse, sabía que él jamás había tomado a ninguna enserio, enamorarse era el peor delito que podía cometer, siendo inmortal, la muerte de la persona que amaba quedaría en sus recuerdos para siempre, es por eso que no lo hacía, era tan predecible y a la vez tan patético.

– Está bien, está bien, si eso es lo que su majestad Úrsula desea jamás volverá a ver una adulación de mi parte, pero bueno querida ¿por qué no me cuentas que es lo que haremos en Castelia hoy? -. Apenas era de madrugada, habían pasado siete días ya desde la muerte del rey, tenían que pasar ocho por lo menos para invalidar el que algún familiar tomara el trono, al noveno día, yo, la consejera real sería nombrada reina de Unova.

– Pues iremos a visitar a una vieja amiga -. Sonreí maliciosamente.

– Te refieres a…

– Sí, así es, iremos con Shania Gotham.

– ¡Oh por dios!, tenemos tanto sin verla, ¿cuánto ha pasado ya 300? ¿400 años?

– Pues a mi ella me continúa diseñando desde tiempos remotos cariño, tu no la has visto ¿por qué será? ah ya recordé, era por que estabas aprisionado por los hermanos dragones jajaja -. Sirnight se molestaba demasiado cuando mencionaba a la hermandad de los dragones, su odio era demasiado, algo que al final me favorecía.

– JA, JA, JA, no es gracioso Úrsula, tú no sabes la podredumbre que sufrí, moría para seguir viviendo ¿sabes lo que es acaso morir por sed o hambre cada 7 días, para después revivir y morir de nuevo?

– ¡Que sentimental no vayas a llorar por favor, vamos Sirnight!, ahora eres libre, puedes hacer lo que te plazca, los hermanos dragones no tienen ya más el control de este mundo así que no tienes por qué temer a las consecuencias ¿no lo crees?, además yo fui muy buena al liberarte ¿recuerdas ese día?, comiste hasta morir de indigestión, eso fue divertido ¿lo intentaremos otras vez? -. Hizo una cara de repulsión al yo mencionar esto, parecía que no quería recordar nada de aquellos días. De pronto sentí un cosquilleo en mi pecho, era Sirnight que me había clavado la daga con la que le encantaba jugar.

– ¿Y qué tal si jugamos a que tú te podrías en ese maldito agujero?, verás que no es para nada divertido hablar de ello.

– Que… -. Saqué la daga de mi pecho completamente llena de sangre, la lamí para limpiarla cuando terminaba la oración.

– Divertido, adoro cuando te molestas y tratas de apuñalarme -. Me mordía los labios pasando el cuchillo por la herida que no tardó absolutamente nada en cerrarse.

– ¡Maldito demonio!, no quiero seguir con esta conversación estúpida.

– Así no es como debes dirigirte A TU REINA -. Tomé la daga y me desvanecí entre las penumbras de la madrugada cortando su garganta.

– Ahora Sirnight, me daré una ducha estas peleas son muy divertidas ¡enserio!, pero es que odio sudar -. Caminé hacía el baño de mi habitación en lo que Sirnight moría y revivía de nuevo, no sin antes pisar con mis tacones su rostro hasta hacerlo sangrar.

Mientras tomaba un delicioso baño de sales minerales importadas de lo que llamaban el “nuevo mundo”, pensaba en lo que me tendría

preparado Shania para mi, dijo en su carta que sería algo digno de la nueva reina de Unova, fuera lo que fuera debería de ser fabuloso y digno de mi ya que Shania en su inmortal vida jamás había fallado en ninguno de los atuendos que había hecho para mí.

¿Quién es Shania Gotham?, eso es muy fácil de contestar… “la mejor diseñadora de todos los tiempos”, una Gothitelle concebida para vestir a los dioses, sí así es, sus padres no fueron nada comparados a ella. Nació una noche de cuarto menguante pero no era una Gothita cualquiera, ella tenía el poder de crear psíquicamente atuendos jamás vistos, nació una noche antes que “Sirnight”, solo que a Sirnight le fueron entregados sus dones mucho despues. Esta Gothita se convirtió en Gothitelle pero ella envejecía,  cuando esta ofreció su vida a los dioses para servirles eternamente, ellos la rechazaron diciendo que los Pokémon “mortales”, no deberían de codiciar la eternidad. Gothitelle tenía 700 años cuando yo me convertí en Úrsula Moore, sus creaciones fueron descubiertas por mí. Me contó su historia y como ella despreciaba a los hermanos dragones, le propuse fingir su propia muerte para poder así ser libre. Pero eso no fue todo, poco antes de morir le propuse a Gothitelle un trato, ella me vestiría para la eternidad y a cambio yo; le entregaría la inmortalidad de una forma poco común: ella se convertiría en humana para siempre, moriría a los 100 años y renacería del mismo cuerpo teniendo 20 años de edad con los recuerdos intactos. El trato fue aceptado, desde entonces se hizo llamar “Shania Gotham” y fundó una compañía hace 50 años, cuando mató a su esposo rico aconsejada por mí, quedándose con todo lo que el anciano tenía. Poco después renació como una joven de 20 años multimillonaria, fue así como fundó la compañía de indumentaria más famosa de toda Unova “Gotham Pride”, de la que yo, soy accionista mayoritaria.

Terminé de ducharme, para ir hacia mi cita en Castelia, parece ser que Sirnight se ha ido, hahaha pobre a veces siento pena por él. Mi vestido estaba preparado, luciría un hermoso abrigo de piel con diamantes genuinos incrustados. Lo había enviado Shania para la ocasión, sabía que hoy iría a visitarla.

– Úrsula ¿está usted lista su majestad? -. Entró Sirnight de repente.

– ¡Eres un idiota!, te he dicho que no entres de la nada, podría haber estado con Mightyena y  sabes que no le caes nada bien.

– En realidad el odio hacia tu perro es mutuo, además hay una gran diferencia entre ese saco de pulgas y yo.

– Déjame adivinar, la diferencia es ¿que él es fiel y tú no?

– De hecho la diferencia es que yo soy inmortal y tu can no.

– ¿Es eso una amenaza?

– Tómalo como quieras querida, pero si ese perro sigue molestándome pues tendré que tomar medidas mucho más drásticas -. Él odiaba a Mightyena pues esa noche que no aparecía mandé a este a buscarlo, terminó con una mordida fatal en su cuello pues este lo retó, Mightyena tuvo que responder ante su reto así que Sirnight fue quien salió gravemente herido, desde entonces no pueden verse.

-vBueno, como sea ¿nos vamos ya?, ¿está listo el estúpido carruaje? recuerda que son varias horas de viaje, necesitaré dos cambios de ropa, están listos ya, tómalos junto con esos dos bolsos, uno para cada atuendo, y ¿está confirmada nuestra estadía en el Hotel Terranova cerca del puerto?

– ¡Maldita sea Úrsula, todo está listo ya!

– ¿Disculpa?, ese es ahora tu trabajo, Asistente de la reina.

– El puesto que pedí era “Consejero Real” no asistente.

– ¿Enserio?, pues ¡LO SIENTO!, sólo ese está disponible ahora jajaja -. Reí malevolamente mientras Sirnight cargaba con todo el equipaje, el maldito mocoso que tanto odio ayudó a Sirnight con el mismo.

– Bueno días, Señorita Úrsula -. Dijo algo temeroso el pequeño muerto de hambre de Kyllian Curt.

– Me pregunto que tienen de buenos, si tengo que verte y desde mañana será “Su Majestad” para ti muerto de hambre -. Ese niño en verdad me molestaba, lástima que no me podía deshacer de él por ahora pues sería muy sospechoso, que justo después de la muerte de su majestad y el escape de la “asesina” ocurriera otro asesinato en el reino ya que eso elevaría las sospechas sobre mí.

– Como usted lo diga mi lady -. Dijo aquel chiquillo en tono de burla.

– Pues aunque no te parezca me tendrás que respetar, ya que la nueva reina de Unova seré yo, aunque claro si no te gusta, las puertas del castillo o quizá una celda, ambas estarán abiertas para ti -. Sonreí a lo que el maldito enclenque sonrió también, ahora su actitud era desafiante, o al menos eso creía.

– Basta ya Dar… Úrsula ¿acaso quieres hacer el ridículo al pelearte con un niño? ¿En qué imagen quedaría la de la nueva reina de Unova?, tranquilízate y aborda ya el carruaje ya -. Tomé mi bolso indignada, pues el maldito engendro se había salido con la suya, pero solo por ahora.

– Que tenga un muy buen viaje… “majestad” -. Podía sentir el sarcasmo en sus palabras, el mocoso creía que no podía sacarlo del palacio pero todo eso cambiaría cuando yo fuera reina

Castelia, la ciudad más poblada de toda Unova, la llave del comercio y el principal puerto además del más grande, una de mis ciudades favoritas sin duda, amaba pasear de noche por las calles completamente iluminadas, recuerdo la última vez que viajé a ese lugar fue un día antes de conocer al el rey, amo tomar el té con Shania por las tardes.

– Bienvenida al hotel Terranova de Ciudad Castelia Mademoiselle Úrsula, es todo un honor tenerla como residente -. Me molestaba tanto las trabas de los humanos para poder estarme en un lugar, pedían registrarme con un nombre, ¿apellidos? ¿qué rayos es eso?

– Sirnight encárgate, odio hacer trámites estúpidos, diles que preparen una mesa de té, iré a quitarme este atuendo, necesito usar algo espectacular para ver a Shania -. Dije mientras me quitaba los guantes de seda negros, tomaría el té antes de ir con Shania, pues nuestra cita era poco después del medio día.

– Todo está listo Úrsula, ¿bajas ya? -. Era Sirnight tocando la puerta.

– ¡Entra!, necesito ayuda con esta maldita porquería -. Así es, yo la gran Úrsula Moore, la maldad absoluta pedía ayuda para poder lucir una belleza fuera de este mundo, un gran vestido de holanes negros y blancos rodeaba mis piernas, un hermoso corsé hecho con incrustaciones de diamantes y cuarzo rodeaba mi tórax luciendo una figura sin igual, además de un pequeño sombrero de copa blanco con un velo negro semitransparente que cubría solo mis ojos. El problema aquí eran mis pendientes, no podía decidir cuáles usar.

– ¿Pero qué demo…? -. Sirnight quedó impactado al verme.

– Lo sé, luzco espectacular ¿no? -. Él seguía atónito observándome.

– Pues fuera de este mundo diría yo, eres la mujer más hermosa que he visto y debo decir que he visto muchas mujeres hermosas querida.

– ¡Oh vamos!, ¿dejarás de ser un imbécil y ahora serás un patético adulador?

– Es enserio Úrsula, uff, te ves hermosa.

– ¡Ja!, como sea ayúdame necesito elegir los pendientes, ¿cuales crees que se verán mejor?, ¿los blancos o los negros? -. Él seguía mirándome fijamente estupefacto, era obvio que solo trataba de adularme para quedar bien y poder conseguir su puesto como “Consejero Real”, conocía a Sirnight como la palma de mi mano.

– ¿Por qué no usas ambos? -. Contestó Sirnight

– ¿Ambos?

– Sí, usa uno negro y otro blanco, será una buena combinación con tu atuendo, pero para mí luces perfecta ahora.

– Uhmmm, está bien, usaré ambos pero si alguien me llama ridícula, te juro que amanecerás muerto varios días.

– Jajaja oh vamos querida, tú y yo sabemos que eso jamás pasará -. Salí hacia el puerto donde tomaríamos el té tomada del brazo de Sirnight, para mi sorpresa Shania estaba ya ahí, parecía que había escuchado que yo ya estaba en Castelia, así que decidió venir a acompañarme personalmente a el lugar en tendría mi sorpresa.

– ¿Úrsula mon coeur !, ¿cómo estás?, aunque la respuesta es obvia eso está muy claro.

– ¡Shania mon cherie!, creo que lo que puedes ver jamás se tiene que preguntar -. Shania lucía muy joven parecía que tuviera si acaso 24 años, claro aunque yo sabía su verdadera edad.

– ¡Por supuesto querida!, te ves espectacular y dime ¿estás lista para tu sorpresa? -. Sirnight se sentía completamente excluido de la charla, no era difícil adivinar su expresión de grosería cuando saludaba a Shania.

– ¡Bien sûr, por supuesto!, por cierto ¿recuerdas a Sirnight?, el que se “escapaba con humanos” -. Dije entre risas mientras Sirnight sonreía estúpidamente, tal vez le daba mucha emoción por fin saludarla después de tanto tiempo.

– ¡Aló Mademoiselle Shania, es todo un honor saludarle después de tanto tiempo, soy su admirador número uno!, de hecho el traje sastre que tengo ahora es de su colección más reciente “Bad gentlemen”, bordado a mano completo.

– El honor es todo mío Sirnight, he escuchado hablar mucho de ti, dicen que lees el futuro con solo tocar a las personas o Pokémon.

– Así es Mademoiselle, uno de mis tantos trucos, no es nada del otro mundo.

– Me gustaría que me dijeras varias cosas de mi futuro, claro después de que Úrsula vea la sorpresa que tengo para ella, bueno por lo pronto nos espera un carruaje Úrsula querida, ¿me sigues?

– Si un diseño tuyo está de por medio te seguiré hasta el final de los tiempos corazón.

– Te fascinará la sorpresa, estoy completamente segura -. Dijo Shania mientras subíamos a su elegante carruaje. Fue un viaje algo corto ya que su mansión estaba cerca del centro de Unova, había olvidado el buen gusto que tenía Shania, dentro de la mansión había una clase de escenario, como el que usaban en las operas pero era muy largo como para presentar un acto, a un lado estaban 3 sillas, sobre el escenario largo habían 3 candelabros de cristal. Shania nos invito a sentarnos en los lugares que estaban a un lado del escenario, se cerraron las cortinas dejando aquella habitación en total oscuridad, el escenario se iluminó con los tres candelabros de cristal que había sobre el mismo, dando como resultado un elegante panorama.

– Úrsula, prepárate para descubrir algo nunca antes visto, yo lo llamo “Pasarela o Desfile de modas”-. Con solo aplaudir sus manos salió la primera modelo…

– Te presento a Shanik, luce un hermoso e innovador vestido algo recortado y desgarrado, lo he llamado “minifalda”, está hecha de cuero genuino de Tauros, la parte de arriba es igual a las “camisas” que usan los viejos piratas, solo que agregué unos holanes de más para resaltar la figura, la rodea un mini corsé de cuero negro con diamantes incrustados que se que te encantan, al que llamé “cinturón”, esto lo puedes lucir para un día de casual, tiene que ser usada solo en invierno -. La nueva prenda había cautivado mi total atención.

– Bien ahora te presento a Irina, ella luce un vestido de gala completamente negro con mangas enanchadas blancas, holanes para agrandar el mismo, es muy largo, además hice algo nuevo y atrevido lo llamé “Cicatriz de luna”, que es un escote en forma de “V”, que hará que luzcas aún más tus tan hermosos encantos -. Sostuvo sus pechos haciendo referencia a los míos lo cual fue totalmente gracioso Sirnight y nos reímos al verla.

– Ahora con ustedes Kate, luce un hermoso vestido minimalista blanco con mangas y sombrero negro, querida puedes usar guantes blancos y resaltar el negro con una gran sortija de cuarzo negro -. Shania era una de mis mejores amigas hasta el momento, claro a pesar de ser una amiga “comprada” y claramente también estaba Sirnight, aunque este último no era mucho de fiar. El desfile continuó, me pareció algo divertido ver mis futuros atuendos puestos en humanas reales, así podía ver que no me gustaba y que si, ¡pero vamos, era Shania Gotham todos sus diseños fueron espectaculares!, para el gran final guardó un gran abrigo tipo de reina, pero este era completamente negro, con el borde de piel blanco, al igual que una corona hecha de cuarzo y diamantes que hacía juego con el mismo. Shania me obsequio todo, yo quise ofrecerle algo de piedras preciosas pero ella jamás acepta nada, dice que esto es parte de su trabajo y que lo disfruta demasiado, aunque en realidad a veces siento que sufre más que gustarle, en fin, diseñar para mi por toda la eternidad debe de ser algo cansado. Mientras cenábamos en el puerto privado de la playa a la luz de la luna y las velas, conversábamos sobre mi futuro como reina de Unova.

– Pero Úrsula querida, ahora que seas reina creo que estaré demasiado ocupada haciendo atuendos diarios para ti -. Decía Shania mientras tomábamos una copa de vino tinto.

– ¡Oh vamos!, eres una genio de la moda Shania, ¡puedes crear prácticamente lo que sea!, además la inmortalidad siempre estará de tu lado -. Dijo Sirnight a lo que todos reímos.

– Así es querida, la inmortalidad siempre estará de nuestros lados, SALUD por eso -. Dije con una sonrisa malvada, en ella recordé todo lo que había pasado recientemente y todo lo que tuve que hacer para poder llegar a reinar este maldito lugar.

– ¡SALUD! -. Brindábamos los tres.

– Quiero proponer otro brindis, por la famosa y bella nueva reina de UNOVA, ¡Úrsula Moore mis damas , la mujer mejor vestida de todo este reino! -. Adulador idiota jajaja, aunque debo admitir eso tenía algo de cierto.

– Bueno y ahora ¿cuando se regresan al palacio?

– Lo más seguro es que eso sea mañana mismo, ¿te molestaría enviar a tu personal con todos mis nuevos atuendos en un carruaje?

– Por supuesto que no querida, mañana mismo tendrás esos atuendos en tu habitación, justo antes de tu llegada.

– Pues me alegra saber eso, necesito solo dos para el viaje de mañana, no quiero llegar al castillo vestida de la misma forma a la que partí de aquí.

– Eres demasiado Úrsula, enserio ¿crees que es tan necesario vestirte dos veces?

– ¡Por supuesto!, ¿quién crees que soy?, ¿una mediocre campesina? -. La velada fue algo delicioso, los tres charlábamos de los viejos tiempos, Sirnight parecía tener demasiado interés en Shania, pues tomaba su mano cada vez que podía y le decía lo hermosa que era, algo que en realidad provocaba en mi repulsión, la noche pasó muy rápidamente al igual que el viaje de la mañana siguiente, vestida con uno de los quince nuevos atuendos que Shania diseño para mí, bajaba el carruaje en donde fui recibida sólo por el señor Mercier, sí Virgil, aún no podía deshacerme de él, no era tan fácil. En la habitación Sirnight estaba algo inquieto.

– Tuve una premonición al llegar al palacio.

– ¿Qué y por qué diablos no me lo habías dicho?, eres un inútil.

– ¡Algo pasará mañana en tu coronación, algo inesperado, pero no puedo ver que es!, ¡demonios!

– ¡Maldita sea dime qué es, dímelo ya! -. Nada ni nadie podían interrumpir mi coronación, mañana debería de ser el día perfecto.

– ¡Es que no lo sé , es incierto , no puedo saber que pasará hasta no tocar a la persona, lo sabes!, solo es un presentimiento.

– ¿Acaso serán los mosqueteros quien interrumpirán la coronación?

– No lo creo, lo hubiera visto venir, pero esto no tiene nada que ver con ellos, ni si quiera con Melissa.

– Eres un imbécil Sirnight, averigua lo que quiero saber ahora -. Nadie interrumpiría mi coronación, no sin pagar las consecuencias, yo sería reina de Unova, así tuviera que matar a quien se interpusiera en mi camino.

Nadie logrará jamás detenerme, mis objetivos son claros; “La destrucción para aquellos que osen revelarse”. La muerte es la alfombra por la que suelo caminar, la maldad es la capa que siempre me cubrirá y la sangre, la sangre es todo aquello anhelo.

CONTINUARÁ…