Compañía: Nintendo / Género: Acción / 1 – 2 Jugadores / Clasificación: E

Aquéllos que entraron al mundo de los videojuegos gracias a una consola de Sega, Sony o Microsoft deben saber algo muy importante: desde 1985 y hasta hoy, el lanzamiento de todo juego en la franquicia de Super Mario Bros. se ha convertido en un momento importante en la industria a nivel de programación, desarrollo, crítica y ventas por el simple hecho de que estos títulos (casi) siempre vienen a recrear el afamado género de plataforma, el cual ha sido la base de planeación en la vasta mayoría de títulos que se han producido desde la década de los setenta y hasta hoy. Con Super Mario Sunshine y el debacle que se llevó la compañía con el GameCube, muchos ya daban por genérico todo título relacionado con el afamado plomero de Nintendo, pero con la llegada de Super Mario Galaxy, esta idea acaba de irse –una vez más- por una tubería…

Super Mario Galaxy

Cada 100 años pasa un cometa por encima del Reino Champiñón*, dejando en su camino centenares de trozos estelares que en algún momento reunieron los Toad para hacer una Súper Estrella. Cuando llega el momento de esta celebración, la Princesa Peach invita a Mario a su castillo, quien llega justo en el momento en el que Bowser, el malvado Rey Koopa, la secuestra y manda a nuestro héroe al espacio. Ahora, con la ayuda de Rosalinda, la mamá de los lumus, Mario deberá salir del observatorio espacial para recuperar las estrellas que Bowser robó y así, poder convertir este lugar en una nave que les permita encontrarlo y así, rescatar a su amada Peach.

Como ya es costumbre, la historia de estos juegos no cambia, al grado en que muchos ya sospechan que la verdad detrás es que Bowser y Peach son pareja, pero que Mario aun no lo entiende y por eso insiste en “rescatarla”, pero bueno, eso es lo de menos. Siguiendo el principio que se estableció con Super Mario 64, este juego se divide en galaxias y más de 40 planetas donde Mario podrá recuperar desde una hasta cinco estrellas para completar la colección máxima de 120 estrellas y así, enfrentarse una vez más al clan de las tortugas asesinas. Ahora, si bien impresiona la forma en como adaptaron todos y cada uno de los elementos de esta franquicia a un tipo de temática espacial, lo más impactante de todo siguen siendo su ‘innovador’ modo de juego.

La historia de Mario Galaxy

Muy a pesar de que los juegos en 3D tienes más de una década de existencia, Super Mario Galaxy es el primero que realmente se encuentra armado en una tercera dimensión no sólo visual, sino también física, puesto que el juego ya no sólo toma en cuenta el alto, el ancho y la profundidad, sino que también las reglas del arriba y el abajo, es decir, la gravedad. Ahora no sólo hay que tomar en cuenta que tan alto o lejos puedes llegar con un salto, sino también considerar la inercia que puede generarte la gravedad de un planeta pequeño o la dirección que tiene ésta en os escenarios en 2D. Aparte, aprovechando esto y la temática espacial, la gente de Nintendo se aventó un impresionante diseño de niveles que además de variado y retador, es muy entretenido… aunque se siente mucho más sencillo que aquellos de plataforma clásica que vimos en Super Mario Sunshine y aún no encontramos un nivel TAN frustrante como el del Reloj, que aparecía casi al final de Super Mario 64.

Dentro de los mejores logros que tiene Super Mario Galaxy esta el control, pues el manejo con el Wiimote es tan fácil e intuitivo que permite que muchos puedan entender rápidamente su concepto, aunque no faltará quien se maree durante su primera vuelta en el espacio. Aparte, el modo cooperativo para dos jugadores, además de divertido, hacía los últimos niveles se vuelve tan útil como necesario, lo cuál también es una nueva y grandiosa opción en este juego.

Mario dara unos buenos sustos

Con nuevos trajes, retos de habilidad, regreso de enemigos clásicos y un soundtrack impresionante, sigue resultando increíble la sencillez con la que se juega este título, y la forma en como sigue entreteniéndonos como cuando nos aventamos una aventura de Mario por primera vez. Aunque la comparación gráfica con lo que se ha hecho en otras consolas es obligado para unos, el resultado final de Super Mario Galaxy es el de un juego tan sencillo e impresionante, que al igual que sus antecesores, se volverá punto de partida, comparación e inspiración dentro de la industria.

Lo Bueno: Reinventa el género de plataforma, es muy entretenido y la música es fenomenal.
Lo Malo: El hardware del Wii no le permite verse mejor.
Calificación: 5 Staryus (9.5)

José M. Saucedo